Casa Hogar Alegria I.A.P. se funda gracias a la experiencia laboral en instituciones de servicio social y al gran compromiso social de un grupo de amigas que viven en Toluca, Edo. de México. Este grupo de amigas logran detectar que la formación de una niña desamparada requiere más que un lugar donde vivir y donde comer, que el dar albergue a niñas desamparadas no resuelve la problemática de niños abandonados o victimas de abuso en nuestro país. Este grupo entiende la gran necesidad de crear una institución que brinde un hogar con ambiente familiar, amoroso y comprometido para poder transformar la vida de niñas victimas de abuso y abandono. Se plantean la idea de crear una institución en donde por el numero reducido de beneficiadas se les pueda dar un hogar con los mejores cuidados, atención personalizada y fomentar a cada momento el desarrollo positivo de las niñas que en el habiten. Es así, con un sueño en mente y con la suma de voluntades, que el 24 de Junio de 1997 se funda Casa Hogar Alegria.

Casa Hogar Alegria plantea desde su creación, el construir un hogar para niñas victimas de abuso y/o abandono canalizadas a través del DIF. Se propone desde un inicio que en esta casa las niñas puedan encontrar un ambiente armónico, con personal capacitado que les brinde todas las herramientas necesarias para enfrentar un futuro mejor.

En la actualidad Casa Hogar Alegria cuenta con una casa propia en donde se puede dar albergue a 50 niñas. El patronato actual desea continuar con la finalidad de mantener un número reducido de niñas en la casa honrando la idea original de sus fundadoras; pero siendo concientes de la gran problemática del abuso y abandono infantil de nuestro país, Casa Hogar Alegria se plantea el crear más casa en donde se alberguen un máximo de 50 niñas por casa pudiendo así tener un impacto positivo en la vida del mayor numero de niñas abandonadas posibles y no solo eso, para garantizar este impacto positivo, se propone crear casas de transición en donde las adolescentes puedan formarse en autonomía y preparase para su incorporación, de manera exitosa, a la sociedad laboral.